23 de marzo de 2011

Ducado de Regla




El ducado de Regla tiene una historia tan intrincada como fascinante. La historia comienza en 1732, cuando a sus 22 años, Don Pedro Romero de Terreros y Ochoa de Castilla deja la ciudad de Huelva, en España, para acompañar a su tío Don Juan Vázquez de Terreros en la administración de los negocios familiares en Santiago de Querétaro, en la Nueva España. La historia es conocida por todos los aficionados de la historia virreinal, Don Pedro fue Alguacil Mayor de Querétaro, fundador y dueño de las minas de plata del Real del Monte, con su famosa veta llamada La Vizcaína, dueño de las haciendas de San Miguel de Regla, Santa María de Regla, Santa Lucía del Molino, San Javier, La Gavia, Xalpa, Portales, del Rosario y Ajuchitlán, primer Conde de Regla, fundador del Sacro Real del Monte de Piedad de Ánimas, antecedente del Nacional Monte de Piedad, hombre más rico de América, y posiblemente, como varios afirman, hombre más rico del mundo durante gran parte del siglo XVIII. 

Las numerosas anécdotas sobre su vida son tan excéntricas como las posibilidades lo permiten. Se sabe que regaló dos barcos a S.M. el Rey Don Carlos III, el primero fue un buque de guerra equipado con 80 cañones, y el segundo, cuya historia es menos conocida, tenía las paredes de las alcobas cubiertas de piedras preciosas. Nada sé de lo habrá pasado con esa corona flotante. También se dice que tuvo la idea de pavimentar nada menos que con plata la calzada de 458 kilómetros que iba de la ciudad de Pachuca al Puerto de Veracruz en caso de que el Rey visitara la Nueva España, desafortunadamente el Rey nunca cruzó el Atlántico y Romero de Terreros nunca pavimentó la calzada.

Este excéntrico personaje fue también un hombre sumamente piadoso. La devoción de Don Pedro estaba especialmente vinculada a la Virgen de Regla, en Andalucía, y prueba de ello es que cuando el Rey de España le otorgó un título de Castilla, éste eligió un condado con el nombre de Regla para estar siempre unido a Nuestra Señora, tanto él como sus descendientes. La concesión del condado se realizó el día 7 de diciembre de 1768. Años más tarde, en 1859, el IV Conde de Regla consiguió un logro poco visto en la historia nobiliaria, el de la creación de un ducado con el mismo nombre sin considerarse elevación. Ésto significa que habría un condado y un ducado de Regla que existirían sin perjuicio del otro y que años más tarde se separarían en dos titulares distintos. 

Es mi intención en este día presentarles la descendencia de Don Pedro Romero de Terreros y Ochoa de Castilla, I Conde de Regla, guiándome por la sucesión del ducado, y más tarde publicaré otra entrada que nos ilustre acerca de los herederos del condado de Regla. Ambas familias, la del conde y la del duque, siguen habitando las viejas tierras de la Nueva España, y su sangre se ha mezclado con la de algunas de las familias más prominentes del virreinato y de la nueva nación mexicana. 

Así sigue la genealogía de los Duques de Regla, con Grandeza de España de Primera Clase:

I.- Don Pedro María Romero de Terreros y Ochoa de Castilla, I Conde de Regla. Casó con Doña María Antonia Josefa Micaela de Trebuesto y Dávalos (hija de la III Condesa de Miravalle). Fueron padres de:

II.- Don Pedro Ramón Romero de Terreros y Dávalos, II Conde de Regla, Gentilhombre de Cámara del Rey y Alguacil Mayor de la Inquisición. Casó con Doña María Josefa Rodríguez de Pedroso, hija del II Conde de San Bartolomé de Jala. Fueron padres de:

III.- Don José María Romero de Terreros, III Conde de Regla, Marqués de Villahermosa de Alfaro, IV Conde de Jala, II Marqués de San Cristóbal, Gentilhombre de la Cámara del Rey, Maestrante de Sevilla y Capitán de Alabarderos del Virrey de la Nueva España. Casó con Doña María Josefa Villamil, hermana de la Marquesa de Guadalupe y de la de San Miguel de Aguayo. Fueron padres de:

IV.- Don Juan Nepomuceno Romero de Terreros y Villamil (†1862), I Duque de Regla, Grande de España de Primera Clase, Conde de Regla y San Bartolomé de Jala, Marqués de San Cristóbal, de San Francisco, de Rivas Cacho y de Villahermosa de Alfaro, Caballero Gran Cruz de la Orden de Carlos III, Caballero de la Orden de Santiago, Caballero Maestrante de la Real Maestranza de Sevilla. Murió sin sucesión, heredando el ducado y condado de Regla con la Grandeza a su sobrina Refugio, que sigue.

V.- Doña María del Refugio Romero de Terreros y Goríbar (†1906), II Duquesa y V Condesa de Regla, X Marquesa de Villahermosa de Alfaro, IV Marquesa de San Cristóbal, Grande de España. Fue hija de don Ramón Romero de Terreros y Doña María del Refugio de Goríbar y Múzquiz, nieta de los terceros condes de Regla. Casó con Don Eduardo Rincón Gallardo y Rosso, III Marqués de Guadalupe Gallardo. Fueron padres de:

VI.- Don Carlos Rincón Gallardo y Romero de Terreros (†1950), III Duque de Regla, Grande de España, XI Marqués de Villahermosa de Alfaro, IV Marqués de Guadalupe Gallardo, Caballero del Real Cuerpo de la Nobleza de Madrid, Caballero Gran Cruz de la Orden del Santo Sepulcro, Caballero de la Orden de Montesa. Casó con Doña María de la Concepción Cortina y Cuevas, hija de Don Francisco Cortina e Icaza y Doña María de la Concepción Cuevas y Rubio.
Fueron padres de:

VII.- Doña María de la Concepción Rincón Gallardo y Cortina (†1954), IV Duquesa de Regla, Grande de España, V Marquesa de Guadalupe Gallardo. Casó con don José Justo del Sagrado Corazón de Jesús Pedro Ignacio Fausto de los Dolores Fernández del Valle y Castilla-Portugal (1895, Guadalajara, Jalisco), hijo de don Justo Fernández del Valle y Martínez-Negrete, y doña María de la Luz Rafaela Antonia Guillermina de Castilla-Portugal y Priani
Fueron padres de:

VIII.- Don Justo Fernández del Valle y Rincón Gallardo (†1996), V Duque de Regla,  Grande de España, VI Marqués de Guadalupe Gallardo. Casó con Doña Carmen Cervantes y Riba, hermana de la marquesa de Rivas Cacho y condesa de la Presa de Jalpa, hija de Don Alfonso Cervantes y Anaya, y doña María del Carmen Riba y Landa
Fueron padres de:

IX.- Don Justo Fernández del Valle y Cervantes (hasta la fecha), VI Duque de Regla,  Grande de España, VII Marqués de Guadalupe Gallardo. 


Bibliografía: 

-Doris M. Ladd, La nobleza mexicana en la época de la Independencia, 1780-1826, Fondo de Cultura Económica, México 1984. Al final trae un apéndice, y en resumen refiere la genealogía de las familias que ostentaron títulos nobiliarios en México. En las páginas 305 a 307 viene lo referente a los Condes de Santiago Calimaya.

- Ricardo Ortega y Pérez Gallardo, Historia Genealógica de las familias más antiguas de México, Tres Tomos, Tercera edición, Imprentas a de A. Carranza y Comp., México 1908.

-Alejandro Villaseñor y Villaseñor, Los Condes de Santiago Calimaya.

-Alonso de Cadenas López, Ampelio, Títulos Nobiliarios con Grandeza de España Concedidos en Indias, Revista Hidalguía, Insituto Salazar y Castro, 1984, Madrid.

- Sanchiz Ruiz, Javier Eusebio: Base de Datos de Javier Sanchiz Ruiz.



17 de marzo de 2011

Buenas Noticias

Estimados lectores, les escribo con una buena noticia. Desde hace tiempo estoy trabajando en el penúltimo tema que publiqué, el de los Títulos Nobiliaros en la Nueva España. En las estadísticas del blog, puedo observar que las entradas a este artículo superan en casi lo doble al resto. Me parece muy interesante ver el interés que este tema suscita, quizás por la laguna tan grande de información que existe acerca de él. Motivado por ustedes y por su interés, he agudizado mis investigaciones, dedicándome con gran esmero a encontrar información que sea de su agrado. 

Mi primer contacto con los títulos indianos, o títulos de Castilla otorgados en Indias, fue hace varios años en la biblioteca de la Facultad de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En ella había un volumen muy grueso y antiguo que citaba tan solo unos pocos títulos otorgados en Indias. Me pareció curioso y continué buscando por la red, encontrando poquísima información. A través de algunos libros y de algunos parientes que me ayudaron a buscar más información, logré dar con una larga lista, de la que seleccioné solamente los títulos otorgados a vecinos de la Nueva España. Más tarde fui encontrando datos de los más sobresalientes, y así poco a poco descubrí que la lista se extendía más de lo que me había imaginado originalmente. 

En los últimos meses, desde la publicación de la entrada referente a los Títulos Nobiliarios en la Nueva España, me he dedicado a completar la lista de beneficiaros de dichos títulos, encontrando cada vez más fuentes, gracias al Portal de Archivos Españoles (PARES) y a Don Ricardo Ortega y Pérez Gallardo con su limitada pero exquisita obra titulada Historia Genealógica de las Familias Más Antiguas de México. En los próximos meses, estaré publicando más genealogías de algunas de estas ilustres familias acreedoras de títulos de Castilla en la Nueva España, y pronto, con la ayuda y paciencia de ustedes, una intrincada red de parentesco formada por algunas de las familias más sobresalientes del Virreinato. 

Con gusto me despido y estaré pronto con ustedes compartiendo nuevos datos. 
Se ha producido un error en este gadget.